Cruz Roja recomienda hacer dos horas de digestión antes de bañarse

Cruz Roja Española recomienda a los bañistas de playas y piscinas que realicen la digestión, con una duración aproximada de dos horas, antes de meterse en el agua, como medida para evitar accidentes en playas y piscinas durante el verano. Igualmente, aconseja a los bañistas que no entren de manera brusca al agua después de haber tomado el sol.

Además de esta recomendación, Cruz Roja aconseja que el baño se realice en zonas habilitadas para ello. En el caso de que se advierta algún síntoma extraño como escalofríos, tiritona persistente, fatiga, dolor de cabeza o, en la zona de la nuca, picores, mareos, vértigos o calambres, recomienda la salida inmediata de la zona de baño.

Asimismo, advierte del peligro de tirarse de cabeza en lugares de fondo desconocido. Según recuerda la organización, las zambullidas en el agua son causa del 6% de las lesiones medulares en España.

También ha aconsejado a los padres que vigilen «en todo momento» a los niños, especialmente a los más pequeños y que se respeten las banderas de señalización en las playas.

En el caso de las corrientes acuáticas, la organización indica que no se debe nadar en contra de ésta y que, en caso de ser arrastrado, hay que nadar paralelamente a la playa. Una vez fuera de la corriente, se debe nadar hacia la orilla. Además,  pide que se evite el baño en zonas de riesgo como ríos de gran caudal, pozas naturales o bajo cascadas de agua.