El Congreso rechaza el grupo de Convèrgencia y manda a sus diputados al Mixto

La Mesa del Congreso ha rechazado finalmente la creación del Grupo Catalán del Partit Demòcrata, con lo que los diputados de la antigua Convergència (CDC) tendrán que pasar al Grupo Mixto, por primera vez desde la transición. Los dos votos en contra de Ciudadanos han sido decisivos porque ni el PP, ni el PSOE, ni Unidos Podemos-En Comú han querido apoyar a la formación independentista y se han limitado a abstenerse.

El grupo pedido por los diputados encabezados por Francesc Homs no fue reconocido por la Mesa del Congreso el pasado miércoles y quedó a la espera de que los independentistas argumentaran su solicitud. Sin embargo, el vicepresidente del Congreso y diputado de Ciudadanos, Ignacio Prendes, ha asegurado que el escrito de los nacionalistas catalanes “no aportaba ningún argumento” que sostuviera su petición.

El Reglamento permite formar grupo con un mínimo de cinco diputados y, además, el 15% de los votos en las circunscripciones en las que se presentaron, pero Convergència, aunque logró ocho diputados en los comicios de junio, no alcanzó ese 15% en las cuatro provincias catalanas (quedó por debajo en Barcelona y Tarragona), y ni siquiera alcanzó ese mínimo en el conjunto de Cataluña (se quedó en el 14%).