José Menese, la voz comprometida del flamenco, nos ha dejado

 

El artista del cante flamenco, José Menese ha muerto este viernes por la noche en su domicilio, según fuentes del Ayuntamiento de la Puebla de Cazalla (Sevilla).

Las mismas fuentes han apuntado que la capilla ardiente del artista se va a instalar en el Museo de Arte Contemporáneo ‘José María Moreno Galván’ de la Puebla de Cazalla, a partir de una hora aún por determinar.

 

 

José Menese fue un artista comprometido con los valores y las causas de la izquierda comunista

 

 

Se afilió al Partido Comunista en 1968. «Yo me afilié al PC en una época bastante coherente, pero eso fue decayendo hasta que nos hemos quedado en lo que nos hemos quedado, en nada. Pero bueno, yo soy un hombre de ideas fijas». «Esto es una pena muy grande, con la que sufro. El que sale perdiendo siempre es el trabajador, el currito de a pie», se lamentaba en una entrevista hace unos años. «Cuando echo la vista atrás pienso en lo poco que hemos progresado. Una compañera me decía el otro día que no es sólo eso, es que vamos para atrás. Y claro, siento nostalgia de esos años. Si no, estaría muerto», sentenciaba.

 

 

José Menese llevó el flamenco al mítico Olympia de parís donde fue el primer artista flamenco en actuar

 

 

Menese nació en 1942 en la Puebla de Cazalla y empezó a cantar con ocho años en la zapatería de su padre y en fiestas. Aunque actuó previamente en el teatro de La Puebla y en el Café Central, debutó en el Cine Carretería de Osuna, donde le presentó Antonio Mairena. Trabajó entre 1963 y 1968 en el ‘tablao’ Zambra, junto a Pericón de Cádiz, Perico el del Lunar, Rafael Romero, Juan Varea y Rosa Durán. Participó por entonces en un corto realizado para la televisión alemana, obteniendo tal éxito que motivó una gira por todo el país.

Desde entonces ha actuado en los principales teatros españoles, incluyendo el Teatro Real, el Auditorio Nacional en 1991 y 1992 –junto a Enrique de Melchor el primero y el segundo, dentro del programa musical de la Universidad Autónoma, con Enrique de Melchor y Juan Carmona ‘Habichuela’–, en el Palau de la Música de Barcelona o en el Teatro Monumental de Madrid, y en escenarios internacionales como el Teatro Olympia de París.

Premio de Honor Tomás el Nitri en el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, recibió igualmente, entre otros galardones, el Calle de Alcalá y el Patriarca del Cante.