Tiroteo en un hospital de Berlín

Un médico ha muerto en un tirotero en un hospital de Berlín. Aunque la policía ha descartado que se trate de un atentado el miedo se ha apoderado de la capital de Alemania. El autor de los disparos se suicidó tras atentar contra el doctor.

El hospital está situado en el barrio Steglitz y se produjo un impresionante despliegue de seguridad tras conocerse los hechos. El médico fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos donde no se pudo hacer nada por salvarle la vida, señaló un portavoz policial.

La policía aseguró que, tras la muerte del atacante, la situación está bajo control. «No tenemos indicios de que haya otros heridos o de que haya otros atacantes», dijo la policía a través de twitter.

Asimismo, la policía alemana pidió esperar informaciones oficiales y no fomentar rumores y conjeturas.

«Lo ocurrido en los últimos días muestra la importancia de no alimentar conjeturas», dijo la policía en un twitt. Actualmente la policía busca aclarar las circunstancias en que ocurrió el crimen y el trasfondo del mismo.

Hasta ahora no hay indicios de que se haya tratado de un intento de toma de rehenes o que haya habido motivación política o terrorista