El jefe del Ejército de Pakistán, Rahil Sharif, ha confirmado la pena de muerte a doce personas condenadas por terrorismo.

“Los terroristas estuvieron implicados en crímenes horrendos relacionados con el terrorismo, entre ellos el asesinato de civiles, ataques contra las Fuerzas Armadas y las fuerzas de seguridad, y la destrucción es escuelas e infraestructura de comunicaciones”, ha dicho.

Los tribunales militares son los encargados de llevar a cabo estos procedimientos contra acusados por terrorismo, que son llevados a cabo sin la presencia de público o medios de comunicación.

El primer ministro, Nawaz Sharif, retiró la moratoria tras un atentado ejecutado por los talibán paquistaníes en diciembre de 2014 contra una escuela de la localidad de Karachi (sur), suceso que se saldó con la muerte de 145 personas, entre ellas 132 menores de edad.

Pese a que en un primer momento la retirada de la moratoria afectó únicamente a los condenados por cargos de terrorismo, ésta fue ampliada para aplicar también la pena capital a los condenados por delitos no relacionados.