Hollande prolonga el estado de excepción en Francia

El presidente de Francia, François Hollande, ha asegurado este viernes que «no se puede negar el carácter terrorista» del atropello masivo que ha tenido lugar a última hora del jueves en la ciudad de Niza, en el que han perdido la vida al menos 77 personas y decenas han resultado heridas.

Asimismo, Hollande ha extendido tres meses más el estado de emergencia en Francia, un estado que fue declarado después de los atentados del 13 de noviembre en París y que, en un principio, llegaría a su fin el próximo 26 de julio.

Asimismo, el presidente, que ha recordado que «toda Francia está bajo amenaza islamista» ha anunciado su decisión de mantener «a un alto nivel» la operación ‘Sentinelle’, desplegada tras los atentados de enero de 2015 para hacer frente a la amenaza terrorista.

Este mismo viernes se celebrará un consejo de seguridad y defensa que Hollande ha convocado para las 09.00 horas, después del cual el presidente viajará a Niza, donde ya se encuentra el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, para hacer el seguimiento de la situación.

Alrededor de las 23.20 un camión ha atropellado a las personas que se encontraban en el Paseo de los Ingleses de Niza, a la altura de la plaza de Masséna, donde esperaban ver los fuegos artificiales que iban a servir de cierre a las celebraciones del Día Nacional.

El presidente del Consejo Regional de Provence-Alpes-Côte d’Azur, Christian Estrosi, ha confirmado al menos 77 muertos en lo que ha definido como un «terrible atentado», cifra que también ha confirmado el prresidente. Estrosi ha revelado en declaraciones a BFMTV que el camión «estaba cargado de armas».

El conductor del camión ha fallecido por disparos de la Policía. «Ha sido neutralizado», ha confirmado el portavoz del Ministerio de Interior, Pierre-Henry Brandet, al tiempo que ha subrayado que la investigación en curso determinará si se trata de una sola persona o hay más involucradas