España, líder en ‘turismo reproductivo’

La reproducción asistida se han convertido en otro reclamo para el turismo sanitario en España, ya que es el país europeo que realiza más tratamientos de este tipo y concentra casi el 40 por ciento de lo que se conoce como ‘turismo reproductivo’, según datos difundidos por la Clínica Internacional de Fertilidad ProcreaTec.

Actualmente son más las parejas que recurren a tratamientos de reproducción asistida, que se han triplicado en los últimos 5 años. Además, reconocen que casi el 40 por ciento de los tratamientos que se realizan en España son requeridos por pacientes extranjeros, fundamentalmente de Europa.

“En el 2008 cuando empezamos nuestra trayectoria, el país del cual recibimos más pacientes fue Inglaterra, aunque ahora también nos llegan pacientes de Alemania, Italia, Francia, incluso de Singapur, Australia, Marruecos y Camerún”, afirman los expertos de la Clínica ProcreaTec.

Entre las ventajas que ofrece España están, por un lado, la excelencia de los profesionales y la avanzada tecnología de que disponen sus clínicas, al tiempo que también cuenta con una legislación menos restrictiva que ha permitido el avance de las técnicas empleadas en relación a otros países.

“En Francia, por ejemplo, no está permitido compensar económicamente a los donantes y, en Italia todavía está pendiente de regular aunque su Tribunal Constitucional lo ha autorizado. En China, tras la aprobación de la enmienda del pasado mes de octubre, a partir de la que se permite a las parejas tener más de un hijo, cada vez son más las personas que buscan agrandar la familia. En este sentido, España, junto a otros países con Estados Unidos, reciben ya a las parejas que solicitan tratamiento”, destacan los expertos.

Por otro lado, en España cada día más mujeres buscan un bebé a través de las técnicas de reproducción asistida como consecuencia de un retraso de la maternidad, que lo atribuyen a la falta de pareja estable y la dedicación a la carrera profesional.

La reserva ovárica va disminuyendo a partir de los 25 años y de forma dramática a partir de los 35 y, por ello, según recuerdan, las mujeres deben conocer esta información para poder tomar decisiones responsables sobre su maternidad.

Las técnicas de vitrificación ovocitaria permiten preservar los ovocitos para intentar paliar el efecto del paso del tiempo. Por otro lado, los avances de las técnicas en reproducción asistida han logrado mejores tasas de éxito.