El mejor partido de la Eurocopa 2016

Si bien en una de las últimas jornadas de la Euro, lo más destacable fue la inesperada gesta lusa en la competición, el pasado jueves fue el turno del combinado anfitrión, la selección francesa, que se llevó el gato al agua en un muy exigente duelo contra la siempre ultra competitiva Alemania, con un doblete del jugador más destacado en el torneo, el escurridizo y hábil delantero atlético Antoine Griezmann.

Pueden disponer de más información sobre el partido entre Francia y Alemania en la red.

A pesar de que el conjunto teutón desarrolló una más que digna puesta en escena en el estadio de Marsella, como por otra parte acostumbra, dicho sea de paso, acabaría abandonando con impotencia el césped.

Un penalty dudoso para algunos a favor de los galos cambiaría a la postre el desenlace del encuentro. La absurda mano del veterano baluarte germano Bastian Schweinsteiger permitiría a Francia anotar su primer tanto en el minuto 47 (45+2) desde los once metros.

Tras el intermedio, Alemania mantuvo su ritmo, pero con menos profundidad de lo que le hubiese gustado a su técnico, Joachim Low, que dio entrada a Mario Gotze para tratar de subsanarlo. Sin embargo, resultó insuficiente, a pesar de contar en los últimos compases con reiteradas ocasiones y acercamientos a la meta defendida por Manuel Neuer.

En el minuto 72, Griezmann aprovechó el primer balón que alcanzó en el área tras una gran jugada de Paul Pogba por el flanco izquierdo, en la cual volvió loco a Mustafi, y tras un apurado despeje del estelar portero del Bayern de Munich, el francés rubricó su doblete, sentenciando así el pase a la Final.

A pesar de la derrota frente a Portugal en la final, en la cual el conjunto luso ejecutó una prórroga perfecta llena de peligros y caracterizada por altas dosis de ilusión, con la ausencia por lesión desde los primeros minutos del partido de su líder indiscutible, Cristiano Ronaldo (recuerden, 2-0 contra Gales, tantos de éste y de Nani, nueva adquisición valencianista), el conjunto azulón ha ejecutado un gran torneo en el que en ningún momento se ha echado de menos al que fue delantero titular de la selección durante muchos años, Karim Benzema, quien, por temas extradeportivos y problemas con un compañero, no fue convocado por decisión técnica del entrenador.