Ucrania: aumenta la intensidad del conflicto

El número de víctimas civiles en el conflicto del este de Ucrania ha registrado el pasado mes de junio su mayor cifra en los últimos 10 meses, según ha informado la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés). Durante el pasado mes murieron 12 personas y 57 resultaron heridas.

«En junio se detectaron intensos enfrentamientos en la zona del conflicto que provocaron el mayor número de víctimas entre la población civil desde agosto de 2015», ha publicado un nuevo informe del organismo, recogido por la agencia rusa Sputnik.

Según datos la OCHA, las hostilidades se cobraron la vida de 12 personas y causaron heridas de diversa consideración a otras 57.

 

 

En los dos años del conflicto ucraniano han muerto 9.470 personas, entre ellas hasta 2.000 civiles, y otras 21.880 han resultado heridas

 

Los bandos del conflicto emplearon armas de artillería de distintos tipos y calibres, incluidos los prohibidos en los acuerdos de Minsk, han informado los autores del informe.

Además el documento ha indicado que cinco personas perdieron la vida y 14 resultaron heridas a causa de la explosión de minas y proyectiles sin detonar.

 

 

Actualmente en la zona rige un armisticio pactado en Minsk por Rusia, Ucrania y potencias occidentales

 

 

En los dos años del conflicto ucraniano han muerto 9.470 personas, entre ellas hasta 2.000 civiles, y otras 21.880 han resultado heridas, según al balance de la OCHA.

En abril de 2014, Kiev lanzó una operación militar en las provincias de Donetsk y Lugansk para ahogar los focos de indignación por el cambio de poder violento ocurrido en el país en febrero de ese mismo año. Actualmente en la zona rige un armisticio pactado en Minsk por Rusia, Ucrania y potencias occidentales para poner fin a los enfrentamientos, sin embargo, los bandos del conflicto se acusan regularmente de infringirlo.

 

 

Este nuevo cruce de acusaciones, prácticamente diario entre ambos bandos, tiene lugar en medio de una paulatina reescalada del conflicto a pesar del alto el fuego en vigor

 

 

Las milicias de la autoproclamada República Popular de Lugansk (RPL) han denunciado 22 infracciones de la tregua por parte del Ejército de Ucrania, que a su vez acusa a las milicias de haber efectuado más de 60 asaltos con arma de fuego y artillería contra los militares.

Este nuevo cruce de acusaciones, prácticamente diario entre ambos bandos, tiene lugar en medio de una paulatina reescalada del conflicto a pesar del alto el fuego en vigor. El número de víctimas civiles en Ucrania y en las zonas separatistas ha registrado el pasado mes de junio su mayor cifra en los últimos 10 meses, según ha informado la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés). Durante el pasado mes murieron 12 personas y 57 resultaron heridas.

El Estado Mayor de la autoproclamada república de Lugansk indicó que los ataques del régimen ucraniano «no causaron bajas». Sin embargo, precisó que se trataron de bombardeos bastante extensos contra un gran número de posiciones cerca de los poblados de Kalinovka, Kalinovo, Lozovoe, Luganskoe y Stanitsa Luganskaia.

El Estado Mayor agregó — en un comunicado recogido por la agencia de noticias rusa RIA Novosti que las tropas ucranianas emplearon lanzagranadas, morteros de 82 y 152 mm, vehículos blindados de infantería y armas de tiro.

A su vez, la oficina de prensa de la operación militar de Kiev en Donbás(donde se encuentran Donetsk y Lugansk) a través de su cuenta en Facebook afirmó que las milicias «abrieron fuego en 69 ocasiones contra las posiciones» de las tropas ucranianas.