El ex párroco de Can Picafort admite abusos sexuales a una niña de manera continuada

Pere Barceló, antiguo párroco de Can Picafort (Mallorca), ha admitido ante el tribunal haber abusado sexualmente y violado de manera continuada a una monaguilla de su parroquia desde que la niña tenía 10 años y ha asumido una condena de 6 años de prisión tras alcanzar un pacto con las acusaciones, la Fiscalía y el abogado de la víctima.

La Fiscalía y la acusación particular han calificado finalmente lo ocurrido como un delito continuado de agresión sexual con penetración bucal y acceso carnal a menor de 12 años y han apreciado las atenuantes de confesión y reparación del daño. Motivos por los que han rebajado la petición de condena de los 42 inicales a los 6 años.

En el juicio, celebrado ante la sección segunda de la Audiencia de Palma, el exsacerdote ha admitido todas las acusaciones a preguntas del fiscal y ha asegurado estar totalmente arrepentido. Durante el juicio celebrado en la Audiencia de Palma, el ex párroco ha admitido que los abusos comenzaron en 1997.

La Iglesia de Mallorca expulsó del sacerdocio a Pere Barceló en 2013 por considerarlo culpable de pederastia.