211 ahogados en espacios acuáticos en el primer semestre

Asturias ha registrado seis muertes por ahogamiento en espacios acuáticos en el primer semestre del año, lo que representa un 2,8% de ahogados del total de casos registrado en todo el territorio estatal, 211, según datos de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

Según este informe, por comunidades autónomas, Canarias es el territorio con más fahogados, con 37, el 17,5 por ciento, seguido de Galicia (36 y 17,1%), Andalucía (32 y 15,2%), Comunidad Valenciana (20 y 9,5%), Castilla y León (18 y 8,5%), Islas Baleares (11 y 5,2%), Cataluña (10 y 4,7%), País Vasco (9 y 4,3%), Aragón (7 y 3,3%), Asturias (6 y 2,8%), Castilla-La Mancha, Ceuta, Extremadura y Región de Murcia (4 y 1,9% en cada caso), Cantabria y Melilla (3 y 1,4% cada uno), La Rioja (2 y 0,9%) y Navarra (1 y 0,5%). La Comunidad de Madrid es el único territorio en que no se han registrado ahogamientos.

El informe alerta de que en el primer semestre ha habido 85 ahogados más por ahogamiento en espacios acuáticos que en el mismo periodo de 2015, cuando se registraron 126.

De hecho, con el número de ahogados hasta junio se ha alcanzado ya el «mismo número de fallecidos que los que había en 2015 en el último día de julio, que suele ser el mes más trágico».

LA FEDERACIÓN CRITICA LA «FALTA DE ATENCIÓN INSTITUCIONAL» POR EL NÚMERO DE AHOGADOS

Este incremento de víctimas mortales en espacios acuáticos españoles es, para la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, «la demostración de la falta de atención institucional sobre esta causa de muerte».

El 46,9% de los ahogados en el primer semestre de 2016, 99 del total, se produjeron en playas, el 23,7 por ciento (50 casos) en ríos, el 3,8 (8) en piscinas, y el resto, el 25,6 por ciento (54 muertes), en otros espacios acuáticos, en los que no había vigilancia de servicios de salvamento y socorrismo en el 91,5 por ciento de los sucesos.

En 162 casos, el 76,8%, los fallecidos eran españoles y los 49 restantes, el 23,2%, de nacionalidad extranjera, más de la mitad de ellos de procedencia europea, mientras que el 83% (175) eran hombres y el 17% (36) mujeres.