Tomás Gómez, libre de sospecha en las obras del tranvía de Parla, según el Tribunal de Cuentas

El Tribunal de Cuentas no encuentra responsabilidad penal ni contable en las obras y la contratación del tranvía Parla Este por parte del ayuntamiento y el que era su alcalde, el socialista Tomás Gómez. En contra del criterio del Abogado del Estado y la Fiscalía, el Tribunal se limita a destapar las irregularidades administrativas cometidas durante todo el proceso del proyecto contratado por el Consorcio Regional de Transportes, dependiente de la Comunidad de Madrid. El ayuntamiento se limitó a “aprobar” el gasto.

En el documento, al que ha tenido acceso la Cadena SER, el máximo órgano fiscalizador subraya dos asuntos: que no se cumplieron los trámites establecidos para aprobar unos sobrecostes del 38%. Las obras pasaron de 93 millones a 129 millones de euros. El informe señala que “algunas de las modificaciones son imputables al contratista” y “no contaron con la aprobación explícita del Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid -a pesar de ser el órgano de contratación-. Además de eso, las modificaciones se llevaron a cabo “sin respetar los trámites del procedimiento” y el Ayuntamiento se limitó a “aprobar el gasto”.

El segundo mensaje del Tribunal subraya que el Consorcio de la Comunidad calculó mal el déficit de tarifa por lo que el ayuntamiento de Parla abonó 7 millones de euros, un pago que no le correspondía.

El informe concluye recomendando a las administraciones que en futuros contratos de este tipo se asegure “la disponibilidad de recursos suficientes para su financiación y mantenimiento sin comprometer el equilibrio financiero de las entidades que ejecutan y explotan el servicio; mayor rigor en la tramitación de las fases de preparación y adjudicación de los contratos; valorar las posibles implicaciones económico-financieras para la estabilidad presupuestaria y reforzar los mecanismos y procedimientos de control para garantizar la buena gestión.

La Fiscalía presentó en 2013 una querella por prevaricación y malversación de fondos en el proyecto cuya instrucción corresponde el Juzgado de Instrucción número 5 de Parla. Ahora, el informe del Tribunal de Cuentas aleja la sombra de la sospecha de corrupción sobre Tomás Gómez y el equipo de gobierno del ayuntamiento de Parla.

Los socialistas de Madrid han defendido en todo momento su inocencia y achacan todas las dudas suscitadas en torno a las obras del tranvía de Parla a a una campaña difamatoria del PP.