El negociador de la ‘NO’ regeneración

Rivera quiere ganar el premio a la constancia y buscarse un empleo de negociador si fracasa el 26J. El líder de ciudadanos insiste en sus ofertas de mediación y convertirse en el pegamento que una a la mesa de negociación a PSOE y PP tras la noche electoral, aunque siga sin definir, una vez descartado Rajoy quienes serían los protagonistas de ese proceso.

Aquellos que bloqueen un pacto deberán dimitir

Eso sí, asegura que si nos vemos abocados a unas terceras elecciones, los candidatos que hayan “bloqueado” la posibilidad de un pacto, deberían dimitir. ¿Dimitirá él si no vota o se abstiene en un pacto Podemos-PSOE? Veremos.

Rivera afirma que para que su papel de mediador tenga éxito, Ciudadanos tendría que obtener 10 escaños más que el 20-D. Solo así, según sus cálculos el partido naranja sería la llave de la NO regeneración con la que formar Gobierno.