Que nos dejen como estábamos

Las grabaciones en la sede del Ministerio de Interior dan alas al discurso de Sánchez de no permitir, ni por activa ni por pasiva, una investidura de Rajoy como presidente del Gobierno y aprovecha para pedir el voto para hacer dimitir en bloque a Rayoy y a Jorge Fernández Díaz.

Y nítidamente definido su contrincante a su derecha, turno para su izquierda, o sea para Unidos Podemos. Pedro Sánchez saca las líneas rojas a la palestra a tres días del juicio final para atacar con dureza a Iglesias. Define a Podemos como ‘un grupo político poco definido’  y que antepone la confluencia a la coherencia pero el socialista no descarta hablar con el líder de la formación después del 26J. Pedro Sánchez no se rinde y sigue de acto en acto por la geografía española para conservar su segundo puesto en el ya pasado 20D.