El Parlament destituirá al director de la Oficina Antifraude

La Mesa del Parlament ha decidido iniciar el procedimiento de revocación del nombramiento de Daniel de Alfonso como director de la Oficina Antifrau de Catalunya (Oac) al haberlo pedido los grupos parlamentarios de JxSí, C’s, PSC, SíQueEsPot y la CUP, ha explicado en rueda de prensa la presidenta Carme Forcadell.

“En el Parlament estamos preparados para ser implacables con la corrupción y somos eficaces cuando se detecta un caso”, ha asegurado tras una reunión extraordinaria de la Mesa para tratar la publicación de conversaciones entre el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, y De Alfonso, en las que hablaban sobre la búsqueda de eventuales casos de corrupción de ERC y CDC.

Forcadell ha explicado que corresponde a la Comisión de Asuntos Institucionales (CAI) del Parlament decidir si se lleva la revocación de De Alfonso al pleno, que es quien tiene la última palabra sobre la dirección de la Oac, por lo que ya ha sido convocada para este jueves, y ha recordado también que De Alfonso tiene derecho a comparecer y a dar explicaciones en la Comisión: “Aquí se garantizan los derechos de todos”.

Si la CAI decide elevar al pleno la decisión de cesar a De Alfonso, Forcadell convocará la Junta de Portavoces la semana que viene para que pueda realizarse la votación en el pleno del próximo miércoles, ha aseverado.

“El pleno es quien designó al director de la Oac y es también quien lo tiene que revocar, con el mismo procedimiento”, que requiere de 3/5 partes del pleno para aprobar el cese en primera votación, ha explicado la presidenta.

Comparecencia del ministro

Según Forcadell, JxSí y C’s también han pedido que Fernández Díaz comparezca en la cámara catalana, aunque ha considerado que es un “procedimiento diferente” al proceso de revocación de De Alfonso.

Sobre posibles acciones penales que el Parlament pueda tomar, ha negado que se haya tratado la cuestión en la reunión de la Mesa pero ha valorado: “No las descartamos”.

Forcadell no ha querido valorar el trasfondo político de las conversaciones filtradas entre el ministro y De Alfonso, pero sí ha declarado: “Como ciudadana de Catalunya estoy muy decepcionada”.