La “remontada” de Sánchez

‘No es que vaya haber remontada es que ya la está habiendo’ palabras textuales del candidato socialista. Ya se ha terminado el periodo de las encuestas y ahora toca recuperar todos y cada uno de los votos que según los sondeos, dicen, se quedaran en casa o se fugarán a otros partidos. Es decir, mantener las más de seis millones y medio de papeleteas con la rosa el 26J.

Así que hay que multiplicar todos los recursos, ya sea del candidato recorriendo toda la geografía de España, o del call center de Ferraz. Estos días en la sede del PSOE trabajan unos 180 voluntarios, que se cuelan en los domicilios en forma de llamada para intentar lograr votos para el partido. Estas llamadas  -por si no tiene la suerte de recibirla- tratan de convencer al electorado de que el PSOE es la verdadera regeneración y que luchará contra la corrupción. Los socialistas se refugian en la experiencia para frenar el adelanto de los partidos emergentes que vaticinaba el CIS.  Mientras, el candidato no descuelga el teléfono y estará a lo largo del día de mitin en mitin en tierras mañas.