Mario Conde entrega su pasaporte

En libertad provisional pero con cargos, Mario Conde acude a la Audiencia Nacional a entregar su pasaporte. Es su primera aparición pública desde que el pasado viernes abandonara la prisión donde había ingresado el 13 de abril por orden del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz. El ex banquero ha señalado en las redes sociales que «cuando todo termine, me iré», tras señalar que el dinero repatriado no es de Banesto.

Conde ha afirmado que «ninguno de los euros que han sido traídos para ser invertidos en empresas españolas, absolutamente ninguno, procede, ni directa ni indirectamente, de Banesto».  «Soy consciente de que a la tribu de la carroña le dará igual» añade la entrada, en la que apunta a «quienes viven de mentir y difamar sienten alergia por la verdad, porque destroza sus platos de lentejas», en clara alusión a la prensa, para asegurar que le da las gracias «a la carroña y a la noche, porque nos ayudan a valorar la luz y la dignidad».

«He aprendido muchas cosas en mi vida pero una es rotunda: si quieres saber quiénes son tus amigos, arruínate. Si deseas saber quién te ama, ingresa en prisión», añade la entrada de Conde en la red social.

 

 

Conde ha de responder por una investigación sobre blanqueo

El ex presidente de Banesto había ingresado el pasado 13 de abril en la prisión madrileña de Soto del Real en el marco de la causa en la que se le investiga por crear un entramado empresarial en España y el extranjero para repatriar fondos procedentes del ‘caso Banesto’. Entre 1999 y 2014, habría blanqueado 13 millones de euros –2,2 a través de ingresos en efectivo y 10,7 de transferencias en cuentas en el extranjero–.

Pedraz señalaba en su auto que, a pesar de acceder a la posibilidad de que Conde abandone la prisión, «siguen existiendo motivos para estimar responsable criminalmente» a Mario Conde de los delitos de alzamiento de bienes, blanqueo, ocho delitos contra la Hacienda Pública y organización criminal.