Miles de andaluces, víctimas de una estafa en contrataciones de telefonía móvil

La red estaba formada por 17 miembros y han estafado a miles de clientes a través de contratos fraudulentos de telefonía móvil. El cabecilla regentaba un establecimiento comercial en Rus, Jaén y operaba en toda la provincia, Almería y Huelva. Gestionaba altas de teléfonos con los que conseguía terminales que posteriormente vendía en la tienda.

Según la Guardia Civil, atraían a clientes ofertándoles un descuento en las tarifas y la posibilidad de obtener teléfonos a buen precio. Con los datos personales de los clientes, miembros de la red que trabajaban en distribuidoras de telefonía generaban «amagos de portabilidad»  con las que obtenían ventajas económicas y nuevos terminales que ocultaban a los clientes y que posteriormente vendían en el establecimiento comercial de la localidad de Rus y por las redes sociales.

En la operación se han intervenido 224 teléfonos móviles valorados en aproximadamente 70.000 euros, 890 tarjetas de telefonía, seis ordenadores, dos discos duros y  6.000 euros en metálico.

 

.