Turno para convencer a sus paisanos

Está claro que al cabeza del PP le gusta hacer campaña el mundo rural. Campos, industrias agro-alimentarias, lonjas de pescado… Después de las alcachofas de Tudela y de mencionar con la boca pequeña que no le agrada la presencia de Cameron en Gibraltar, que también lleva a cabo su particular cruzada contra el Brexit, Rajoy ha aprovechado la mañana para rodearse de vacas.

Por la tarde el líder de los populares clausura un acto en Pontevedra, donde pasó su infancia y donde ha sido declarado persona non grata. Rajoy vuelve al lugar donde recibió un sonoro puñetazo por parte de un joven en diciembre. El presidente en funciones sólo pisará territorio gallego en esta ocasión, y eso que Galicia es un tradicional feudo popular que fue castigado en las urnas el 20D. Uno de los retos del PP es volver a ganar en este tradicional caladero de votos. En Galicia el Partido Popular ganó 10 escaños en las pasadas elecciones, lejos de los 15 que consiguió en el año 2011.