La inteligencia artificial al servicio de la banca

Cortana, Sidi… las conversaciones reales con robots se están convirtiendo en moneda común para los usuarios de internet. Estos programas que permiten interactuar se denominan popularmente chatbot y se diseñan para simular conversaciones con usuarios humanos para solucionar en la mayoría de los casos problemas con los smartphones o con los sistemas operativos.

Pero también son útiles para rellenar formularios o a la hora de obtener información sobre cualquier tema concreto. Se trata de simplificar los procesos y ahorrar tiempo. Ahora bien, ¿por qué no trasladar esta fórmula a los negocios? En principio, porque la mayoría de las empresas no pueden destinar los recursos económicos que precisa desarrollar esta aplicación o sencillamente no cuentan con el departamento técnico para desarrollar esta App.

Conscientes del nuevo nicho de ‘negocio’, plataformas como Facebook, se postulan como proveedores de tecnología, de herramientas API (Application Programming Interface) para construir chatbots a medida para sus clientes empresa. Esta nueva manera de interactuar también llega a la banca.

CaixaBank avanza en este terreno tras firmar una alianza con IBM Watson para potenciar el asesoramiento mediante la computación cognitiva. De momento, el equipo de especialistas de comercio exterior de CaixaBank entrenó a IBM Watson para que el sistema responda preguntas y dudas técnicas relacionadas con el área de negocio.

IBM Watson complementará el servicio que ofrece CaixaBank de acompañamiento a la expansión internacional de las empresas, que incluye también a 85 gestores especializados y una red de 23 oficinas operativas y oficinas de representación que ofrecen cobertura en 56 países y tramitan operaciones en 127 países.