La homofobia puede matar #En140″

La homofobia está detrás de la segunda masacre más grande ocurrida en los Estados Unidos. Es una de las caras de la intolerancia que afectan por igual a las sociedades más ricas y a las más pobres. Según avanzan las investigaciones en Orlando se va conociendo el perfil del autor de la matanza: le molestaba ver a dos hombres besándose en público…

Ser ‘diferente’ y elegir libremente tu orientación sexual no solo es ‘pecado’, es delito en 75 países y está condenado con la muerte en 13 de ellos. Son pocos los países que pueden presumir que existe un respeto social a la homosexualidad. Ni siquiera en España, donde gracias a la labor de activistas como el fallecido Pedro Zerolo gozamos de una de las legislaciones más avanzadas, estamos libres de la lacra de la marginación a los diferentes.

Según datos de Pew Research Center estamos a la cabeza de la tolerancia y fuimos el tercer país en legalizar el matrimonio entre dos personas del mismo género, tras Holanda y Bélgica. El 88% de la sociedad española acepta a las personas homosexuales, pero aún así, dos de cada diez españoles siguen anclados en el pasado.

Las raíces de la homofobia están todavía fuertemente arraigadas en el Planeta. Tan solo hace 26 años, la Organización Mundial de la Salud dejó de considerar a la homosexualidad como una enfermedad. Unas raíces que tienen en algunos casos un fuerte componente de fanatismo religioso. Basta con recordar que las muertes más atroces contra los gays las han ejecutado milicianos del Daesh, como la de Mayadin, un sirio de 20 años lapidado porque, según sus verdugos, guardaba en su móvil vídeos practicando «actos indecentes con hombres».

En este sentido, los católicos están de enhorabuena. El papa Francisco no solo abandera la tolerancia en general sino que combate activamente con su doctrina los comportamientos radicales….

La matanza de Orlando nos pone una vez más frente al espejo y más allá de las condolencias por este tipo de actos es tiempo de reflexión y de tomar la iniciativa

Confiemos que propuestas como esta sean el pegamento que permita un gobierno que construya una nueva sociedad