Como Pedro por su casa

Parece que los candidatos ya han hecho la digestión del debate a cuatro. Salen de las toperas donde se metieron a prepararlo y ya sea a base de baños de multitud o en mítines aparecen ante su electorado. Aunque sin descuidar la tele, donde se mueven como pez en el agua, que todavía son muchos los que no saben a quien votar y esos no son los que acuden a los actos públicos.

Y como se trata de movilizar a los incesisos, Pedro Sánchez ha preferido tener una mañana televisiva redoblando sus ataques contra Podemos, la fórmula elegida para que los socialistas acudan a votar el 26J. Se ha multiplicado hasta en tres cadenas diferentes y deja lo del acercamiento a la gente a la tarde, en concreto en Málaga . El candidato socialista mantiene el discurso del debate y renuncia a poner nombre a sus rivales o a sus aliados. Se encastilla en que sus verdaderos rivales son la corrupción y la situación laboral del país.

También ha tenido tiempo para opinar del debate y, como era de esperar, su conclusión es que Rajoy no obtendrá apoyos de ningún partido político, ni siquiera de Ciudadanos. Todavía quedan 11 días para la cita con las urnas y, por lo que seguimos escuchando, se preveen pocos cambios. Pedro Sánchez está en terreno pantanoso. según ha afirmado sus votantes no entenderían una alianza con Podemos ni, por supuesto con los populares. Con tanto descarte, las opciones son pocas para el candidato socialista.