Nueve años de prisión por abusos sexuales al cura acusado en el caso “Romanones” (Vídeo)

La Físcalía de Granada pide 9 años de prisión para el padre Román en el conocido caso “Romanones”,  por  presuntos abusos sexuales continuados  a un menor  de edad desde el año 2004 hasta el 2007.

El caso “Romanones” se destapó hace dos años cuando un joven de 24 años denunció a un clan de curas por haberle sometido a supuestos abusos  desde los 14 hasta los 17 años cuando era monaguillo. El menor comenzó a ir a misa todos los domingos y más tarde a merendar a casa de los sacerdotes, donde según el auto “ocurrían los hechos más graves”.  La víctima abandonó el contacto con el Padre Román tras producirse,  al parecer, una discusión entre ambos  cuando el acusado se enteró de que el chico mantenía una relación con una compañera de su instituto. La confesión llegó hasta el Vaticano y provocó la llamada telefónica del Papa Francisco como disculpa a la víctima. El padre Román, en su declaración ante el juez siempre ha negado haber mantenido relaciones sexuales con el menor.  El cabecilla del clan de los “Romanones” atraía la atención del menor diciéndole, según explica el auto “que veía en el luna gran vocación para el sacerdocio y que por ese motivo tenía que compartir con el grupo de sacerdotes su modo de vida”. El sacerdote supuestamente le obligaba a dormir con él y tras varias visitas a la casa comenzaba a darle masajes mientras estaba desnudo.

La Fiscalía atribuye al Padre Román, sacerdote de la parroquía de San Juán de Vianney, en el barrio de Zaidín (Granada) un delito de abuso sexual continuado y le reclama el pago de una indemnización de 50.000€. Además  el Ministerio Publico solicita la petición que  el sacerdote no pueda  acercarse a menos de 100 metros  o comunicarse con la víctima durante diez años.