Una testigo implica a De Gea e Iker Muniain en el caso Torbe

Una de las testigos protegidas del caso que investiga los delitos de Torbe -Ignacio Allende Fernández-, el hombre del porno, implica a los futbolistas españoles David De Gea e Iker Muniain, según publica El diario.

La víctima ha declarado que tuvo un encuentro sexual con el jugador del Athelitic de Bilbao, Iker Muniain, en un hotel de cinco estrellas en el centro de Madrid. Torbe hizo de intermediario entre la víctima y el jugador. Cuando la joven llego a la habitación, tras la promesa de una gran cuantía de dinero, se encontró con otra mujer y dos futbolistas, entre los que no se encontraba De Gea, fue quien contrató ‘los servicios’ con Torbe.

Poco después el empresario del porno advirtió a la testigo que tenía que someterse a todas las peticiones sexuales de los futbolistas. Ante la negativa de la joven, Torbe obligó supuestamente a la víctima y también a la otra mujer que se encontraba en la habitación a mantener relaciones sexuales. Por el momento la policía descarta que se haya cometido delito.

La declaración de la víctima pertenece al sumario de la llamada ‘Operación Universal’ que investiga a Torbe, propietario de diferentes webs de contenido sexual, por ser el cabeza de una red de prostitución y por abuso sexual, algunos a menores.