El futuro del Govern, pendiente de la cuestión de confianza

Aplazada la crisis política catalana a septiembre, cuando se celebrará la moción de confianza anunciada por el president y, por tanto, se renueve el pacto, los diputados de la Cup que tumbaron los presupuestos de Puigdemont dan marcha atrás y aseguran que no pensaban que su decisión de votar NO iba a tener estas consecuencias. Junts Pel Sí y Cup reiteran, eso sí, su voluntad de seguir adelante con el proceso soberanista.

El que si parece que mantiene su confianza en el president es Arthur Mas, que sigue apostando por Puigdemont y afirma que él no será candidato ante unas posibles nuevas elecciones.