Puigdemont da por roto el pacto de estabilidad con la CUP

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha dado por roto el pacto de estabilidad de JxSí con la CUP tras el rechazo de los anticapitalistas a tramitar los Presupuestos en el Parlament.

Fuentes parlamentarias han explicado a Europa Press que así lo ha dicho en la reunión que ha mantenido la mañana de este miércoles con los diputados JxSí antes de empezar el pleno que aborda las cuentas.

También ha afirmado que supone «un punto de inflexión y tendrá consecuencias», que no se venderán a nadie y que están trabajando para la independencia.

Para rechazar los Presupuestos, la CUP alega que el Govern se equivocó en la forma de tramitarlas, ya que no las quiso negociar con ellos antes de llevarlas al Parlament y esto ha acabado siendo un escollo insalvable.

Hubo «16 reuniones»

Puigdemont ha dedicado parte de su intervención a negar este relato, y ha asegurado que hubo hasta «16 reuniones formales» con la CUP para abordar el contenido de las cuentas antes de llevarlas al Parlament.

La legislatura queda «tocada» como ya admitió el martes por la noche la portavoz del Ejecutivo, Neus Munté, aunque Puigdemont ha apelado este miércoles a mantener la unidad de JxSí, que encabezan ERC y CDC.

Oriol Junqueras

También ha tomado la palabra el conseller de Economía, Oriol Junqueras, que ha buscado desdramatizar la situación, entendiendo que el proceso soberanista continúa hacia adelante pese a este escollo.

Así, otras fuentes parlamentarias presentes en la reunión, han asegurado que han visto un Puigdemont con un tono muy duro contra los anticapitalistas, mientras que Junqueras ha optado por una crítica más moderada al veto ‘cupaire’.

Comparecencia de Puigdemont

Según estas mismas fuentes, el presidente prevé pronunciarse este miércoles públicamente sobre el rechazo de la CUP, y su equipo valora el mejor escenario para que tome la palabra.

Puigdemont ha dado por roto el pacto de estabilidad con las anticapitalistas, pero en la reunión de JxSí de este miércoles ha evitado hablar de unas posibles elecciones anticipadas, por lo que está por ver cómo el Goven garantizará la estabilidad parlamentaria esta legislatura.

El rechazo a las cuentas se produce a 24 horas de que empiece la campaña de las elecciones generales, por lo que estas fuentes consideran que la unidad de JxSí deberá medirse, no tanto este miércoles, como cuando se hayan celebrado los comicios y con los resultados en la mano.

Es la primera vez en la historia del Parlament desde la restauración de la democracia que un Govern no puede aprobar los Presupuestos que lleva a la Cámara; de ahí que JxSí considere que los puentes con la CUP quedan gravemente afectados.