Ni Madrid ni Barcelona, Obama elige Sevilla

Ni Madrid, ni Barcelona, Obama elige Sevilla para su primera escala en su visita oficial el 9 de julio. Es la primera vez que nos visita como presidente de los Estados Unidos, aunque no es la primera vez que los Obama pisan suelo andaluz. Sin duda, y al margen del carácter oficial, la presencia del carismático matrimonio representa un acicate más para el sector turistíco regional.

Aterrizará en la capital hispalense, pero su primer acto oficial se hará en Rota o en Morón de la Frontera, en una de las dos bases que el ejército norteamericano cuenta en Andalucía. Su llegada resulta crucial para las relaciones bilaterales entre ambos países y la visita a las bases es más que simbólico, ya que en la Base Naval de Rota hay cuatro destructores que forman parte del escudo antimisiles de la OTAN y en Morón reside un destacamento de marines preparado para actuar ante cualquier tipo de crisis en África.

Esta visita estaba pendiente desde meses. Durante los dos mandatos, Obama ha viajado a Europa hasta en 18 ocasiones y no ha repetido  país y le quedaba la casilla España pòr marcar. No así a su mujer, Michelle, que estuvo en Marbella en agosto de 2010 con su hija Sasha. Una escapada que coincidía con el cumpleaños de su esposo Barack Obama. Tras su paso por Marbella, visitó la Alhambra de Granada y cerró el viaje en Mallorca.

Lo más polémico de su viaje fue la cantidad de dinero que se gastó, posteriormente salió a la luz que en total ambas se gastaron un total de 467.500 dólares. Lo dicho, un acicate para abrir la temporada