Los 55 años, la segunda juventud

Los españoles de más de 55 años afirman encontrarse en el momento de su vida que más están disfrutando y la etapa en la que más a gusto y libres se han sentido. Se ven fuertes, sanos y confiesan tener más inquietudes que cuando tenían 30 o 40 años.

Sueñan con viajar, realizar actividades deportivas y culturales y se muestran independientes. Sólo 3 de cada diez consideran que tener pareja es clave para su felicidad. Su prioridad es mantenerse sanos y lo que más les preocupa es la pérdida de piezas dentales, por encima, incluso, de perder visión o el cabello.

Estos son algunos de los datos que ha sacado a la luz un estudio realizado por Sondea y encargado por la firma de adhesivos para prótesis dentales Corega respecto al estilo de vida, los usos y la autopercepción que tienen de sí mismos los mayores. Datos socialmente muy reveladores que ponen de manifiesto la brecha que existe entre la idea que tiene la población más joven de los veteranos y lo que sienten ellos mismos respecto a su estado de salud, a su energía y a sus ilusiones futuras.

Unos resultados que les revela como un sector de la población tremendamente vital y optimista que tiene mucho que decir. Lo que se conocía hasta ahora como “tercera edad”, bien podría pasar a llamarse “segunda juventud”. Los encuestados afirman que su vida ha cambiado a mejor con respecto a cuando tenían 30 o 40 años porque ahora se toman la vida con más filosofía (84,91%), tienen más tiempo libre (78,77%) y porque no le afectan tanto los problemas (62,15%). Un 60% realiza más actividades de ocio que cuando tenía 30 o 40 años y, en el caso de las mujeres, afirman realizar más deporte en esta etapa que de jóvenes. Incluso 3 de cada diez encuestados afirman tener más sexo que cuando eran jóvenes y disfrutarlo más que entonces, cifras que se elevan a un 49,06% de la población en la franja entre 55 y 64 años.