Nueve inmigrantes entran en Ceuta tras pasar siete horas en la valla

Los nueve inmigrantes de origen subsahariano, uno de ellos menor de edad, que han permanecido encaramados a lo alto de la doble valla del perímetro fronterizo de Ceuta durante más de siete horas han accedido a bajar al suelo a primera hora de la tarde de este sábado y, tras ser atendidos por el Equipo de Respuesta Inmediata ante Emergencias (ERIE) de Inmigración de Cruz Roja, serán acogidos en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) local.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil, los indocumentados han descendido de la valla, a la que se habían subido en su extremo norte, sobre el espigón marítimo de Benzú, cerca de las 15,00 horas y han sido atendidos por heridas leves, aunque no ha sido necesario el traslado de ninguno de ellos al Hospital Universitario.

 

 

Las Fuerzas de Seguridad marroquíes han conseguido “embolsar” y “repeler” a los subsaharianos sin que lograsen su propósito, aunque una decena ha trepado a lo alto de la valla fronteriza

 

 

Los inmigrantes formaban parte del grupo de aproximadamente 150 personas que, alrededor de las 7,30 horas, ha protagonizado un intento de salto en grupo de la frontera por uno de sus puntos más permeables, el que termina en aguas del Estrecho de Gibraltar, por donde más de cien indocumentados consiguieron superarla a finales del mes de abril.

Las Fuerzas de Seguridad marroquíes han conseguido “embolsar” y “repeler” a los subsaharianos sin que lograsen su propósito, aunque una decena ha trepado a lo alto de la valla fronterizo, de seis metros de altura, donde nueve han permanecido más de siete horas.

La portavoz del colectivo ‘Ca-minando Fronteras’, Helena Maleno, ha cuestionado a través de su perfil en Twitter que se haya permitido a militares marroquíes acceder a territorio español, aunque durante las operaciones de contención y rechazo de intentos de salto de inmigrantes no es extraño que recursos terrestres o embarcaciones de cualquiera de los dos países se internen en suelo o aguas jurisdiccionales del otro.