La maternidad, una carrera de obstáculos

Los problemas nunca vienen solos, y la inseguridad económica está cambiando nuestras preferencias y formas de vida. Por ejemplo, preferimos alquilar antes que comprar, ahorrar y no gastar en ocio, salir de vacaciones pero en terreno nacional o postergar o directamente renunciar a la maternidad.

La situación laboral horaria y económica favorece que muchas mujeres españolas retrasen su embarazo hasta los 31 años. Las pocas facilidades que ofrecen las empresas hacen que la tarea de criar a un bebé se convierta en misión imposible. Un informe elaborado por la fundación Más Familia revela que un 60% de las empresas no incluyen una política de conciliación.

Por otro lado el inconsciente femenino ha cambiado una de cada tres españolas cree que aún hay tiempo para quedarse embarazada por encima de los 45 años, según una encuesta de la Sociedad Española de Fertilidad. Esto significa que las españolas siguen siendo igual de fértiles que hace 100 años, pero deciden buscar la maternidad en un momento demasiado tardío de su vida reproductiva.

La posibilidad de que una mujer de 35 años quede embarazada con relaciones sexuales es aproximadamente la mitad de la de una mujer de 20 años. A partir de los 40 años la posibilidad es inferior al 10%.

El resultado es que la pirámide poblacional está virando al negro. A corto plazo habrá más muertes que nacimientos. Actualmente nacen en nuestro país 1.200 niños al día. Sin embargo, para que la tasa de natalidad vuelva a superar a los fallecimientos es necesario que nazcan 260.000 niños más al año, es decir, 712 niños más cada día.

Y es que el número medio de hijos por mujer es de 1,23, el más bajo de la Comunidad Europea, estando muy por debajo de la tasa de reemplazo generacional. Desde el 2008, el número de nacimientos se ha reducido en España un 18,1%.

Gracias a los extranjeros la diferencia no es tan grande

Gracias a las madres extranjeras la tasa de natalidad se mantiene en mínimos. Las madres extranjeras dieron a luz a más de 76.000 bebés durante el 2014. Ellas tienen más hijos y a más temprana edad.

Unas cifras que ayudan, pero que no resuelven. Según el médico Isidoro Bruna director médico del HM Fertility Center y miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Fertilidad el estado del bienestar en España será insostenible de aquí a 10 años, porque existirá mucha menos población laboral joven que pensionistas.