Grecia vuelve a subir los impuestos

El Gobierno griego ha presentado ante el Parlamento una ley que eleva los impuestos, libera la venta de préstamos de cartera vencida y establece un nuevo fondo de privatización con sus acreedores extranjeros a cambio de nuevos fondos de rescate.

La legislación presentada eleva la banda superior del impuesto sobre el valor añadido (IVA) a un 24 por ciento –desde el 23–, añade impuestos a la gasolina y al tabaco y define el proceso por el que los bancos pueden vender préstamos de cartera vencida.

Los legisladores tendrán que votarla el próximo 22 de mayo, dos días antes de la cumbre de ministros de Finanzas de la Eurozona, que evaluarán si Atenas está cualificada para recibir más ayuda de rescate y más alivio de la deuda.

La subida de impuestos está diseñada para generar en torno a 1.800 millones de euros, el equivalente al 1 por ciento de la producción nacional. Estas medidas se suman a la reforma de las pensiones y a los cambios en el impuesto sobre la renta aprobados el pasado 8 de mayo, equivalentes al dos por ciento del PIB.