Pedro Zerolo ya tiene su plaza en Chueca

El Parlamento italiano aprobaba esta semana la ley que legaliza la unión homosexual, un derecho que ya existe en la mayoría de los grandes países de Europa occidental. En España, fue el fruto del trabajo de activistas como Zerolo.

En España, concretamente desde hace 11 años aprobamos esta ley del matrimonio igualitario. Desde que se incluyera en el Código Civil, 31.600 parejas homosexuales han podido contraer matrimonio. Pero algo que nos parece a día de hoy normal, precisó de una larga lucha que encabezó Pedro Zerolo, un activista LGTB que tras su fichaje por el PSOE impulsoó esta ley, básica para conseguir la igualdad. Zerolo tenía un claro objetivo: lograr conseguir una ley de parejas que reconociera derechos básicos a las uniones del mismo sexo: pensión, acceso a la sanidad, herencia…

Por ello, el 14 de mayo, la plaza Vázquez de Mella en el madrileño barrio de Chueca cambia su nombre de manera oficial por el de plaza de Pedro Zerolo. Un homeaje al activista que se produce casi un año después de su fallecimiento.

Zerolo dedicó su vida para conseguir una sociedad más justa. Natural de Venezuela, este hijo de emigrantes canarios, tras licenciarse en derecho se trasladó a Madrid donde comenzó a colaborar con proyectos sociales con padre Enrique de Castro para ayudar a las personas más vulnerables. En 1992 formó parte de la asesoría jurídica de COGAM, el Colectivo Gay de Madrid. Tan solo un año después fue elegido presidente del colectivo que hoy se conoce como LGTB.

En 2003 dio el salto desde el activismo a la política. Tuvo una madrina, Trinidad Jiménez, quien ofreció a Zerolo a ir en su lista para el Ayuntamiento de Madrid. Más adelante, el entonces presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le nombró portavoz de Medio Ambiente. Actividad de despacho que no le hizo aparatarse de su auténtica vocación: la lucha social. Y mientras continuaba el activismo en la LGTB convenció a Zapatero de la necesidad de una ley de matrimonio homosexual.

El Congreso de los Diputados aprobó el 30 de junio de 2005 la modificación del Código Civil que permite contraer matrimonio a parejas del mismo sexo y que les otorga todos los derechos de las uniones heterosexuales, incluida la adopción. El Rey la sancionó el 1 de julio, el 2 se publicó en el BOE, y el 3 entró en vigor, siendo presidente del gobierno el socialista Rodriguez Zapatero.

 

Pero hay mucho camino por hacer aún en Europa, el legado y los logros que Zerolo consiguió deben seguir evolucionando

 

España se convirtió en la bandera del  progreso. Había otros países europeos, como Holanda o Bélgica, en los que ya se permitía el matrimonio homosexual, pero no la adopción.

Pero hay mucho camino por hacer aún en Europa, el legado y los logros que Zerolo consiguió deben seguir evolucionando, en muchos países permiten uniones civiles entre personas del mismo sexo, aunque no se denominan matrimonios, como por ejemplo en Alemania, Grecia, Israel e Italia desde el 11 de mayo

En 2013 el último informe de la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas denunciaba que aún 78 países, siguen teniendo leyes que criminalizan las relaciones homosexuales.