Los bomberos continúan sofocando el incendio de Fandicosta en Pontevedra

Un equipo de los Bomberos de Vigo formado por siete efectivos y varios refuerzos continúan esta mañana refrescando la zona afectada por el incendio declarado en la empresa Fandicosta, en Moaña (Pontevedra), que quedó arrasada por las llamas y colapsó.

Segun han informado fuentes de los Bomberos, el fuego está extinguido, pero un retén de efectivos continúa en la zona refrescando los rescoldos para evitar que pueda volver a iniciarse. Del mismo modo, la Xunta ha decidido suspender las clases en el colegio de Domaio, próximo a la planta, para evitar el riesgo para los escolares.

El incendio se declaró sobre las 17,30 horas del lunes en la nave más antigua de las instalaciones de esta empresa dedicada al procesado de congelados del mar. Hasta la zona del siniestro, en la parroquia de Domaio, se desplazaron efectivos de bomberos de Vigo, O Salnés-Ribadumia, O Porriño-Baixo Miño y Bueu-O Morrazo, que trabajaron durante toda la noche para extinguir las llamas y proceder a continuación al enfriamiento de las instalaciones.

También se movilizó la Policía Local de Moaña, Protección Civil, Guardia Civil y el Grupo de Apoyo Logístico de la Axencia Galega de Emergencias.

La densa humareda producida por el fuego generó mala visibilidad y obligó a cortar la circulación, que pudo reabrir tras algo menos de una hora en los dos sentidos de la autopista AP-9 en el Puente de Rande. Ange el riesgo de fuga de algún material químico o de un episodio contaminante, la Xunta activó también el nivel 1 del Plan Territorial de Emerxencias de Galicia y la fase de alerta del Plan de Contaminación Mariña de Galicia.