Resumen de la semana #En140″

La convocatoria de elecciones a marcado la semana en las portadas de los medios, y tras la noticia, se abre paso el debate sobre recortar los gastos de la esperada campaña.

Los partidos políticos han llegado a un acuerdo para reducir los gastos en publicidad exterior, pero no alcanzan un consenso en lo referente a la cuantía ni a la posibilidad de realizar un ‘mailing’ conjunto y ahorrar dinero al Estado.

Lo que parece no tiene solución, al menos para esta nueva cita con las urnas, es la cuestión del voto de los españoles en el extranjero. Desde 2011 aquellos españoles que viven en el exterior se ven obligados a «rogar» su voto. Por ello, Marea Granate un colectivo de españoles que han emigrado, facilitan a través de su página web todos los pasos que hay que seguir para que cada papeleta llegue en forma y tiempo. La carrera de obstáculos que supone el voto rogado permitió que solo un 4,7% de los dos millones de residentes en el extranjero ejerciera su derecho al voto. Desde que se aprobó la ley ha habido una caída del 85% en las tasas de participación, un descenso que ha ido creciendo al mismo tiempo que aumentaba la emigración española.

La crisis de los refugiados sigue deparando noticias que poco dicen de la Europa que están construyendo nuestros políticos. Desde Bruselas llegaba una controvertida propuesta que convierte a los refugiados en mercancía con un valor de cambio. Los gobiernos de la UE que no quieran acoger refugiados podrán eludir esta responsabilidad a cambio de pagar una cantidad determinada por cada uno de los refugiados que no acepte. Aunque primero ha de pasar el filtro de los veintiocho y posteriormente la aprobación del Parlamento Europeo.

Y lo que si es definitivo es el informe presentado por la Fiscalía de Madrid de la tragedia del Madrid Arena. La representante, Ana Muñoz, ha dejado claro que «no fue un mero accidente ni una fatalidad, fue una imprudencia».

Miguel Ángel Flores, el promotor de la macrofiesta, se enfrenta a cuatro años de prisión porcinco delitos de homicidio imprudente grave. Los doctores Simón Viñals y su hijo Carlos, responsables de la enfermería en el recinto municipal, incurrieron en “una mala praxis médica”. Ambos se enfrentan ahora a un año y seis meses de prisión, una condena rebajada a la planteada inicialmente por la Fiscalía.

La próxima cita el día 17 tomarán la palabra los propios acusados, a partir de ese día el juez dictara sentencia sobre el caso ‘Madrid Arena’.