Los laboristas mantienen el poder local de los municipios claves

Los laboristas británicos han logrado este jueves una victoria en las elecciones locales, si bien han perdido a más de una decena de sus consejeros, limitando en cualquier caso las pérdidas previstas por los sondeos en las últimas semanas.

Según los resultados parciales, los laboristas, liderados por Jeremy Corbyn, han conseguido contener las pérdidas al mantenerse al frente de algunos de los consejos locales clave, si bien podrían caer al tercer puesto en Escocia.

De esta forma, los laboristas se habrían hecho por el momento con 636 consejeros, logrando 32 puestos que no obtuvieron en 2012, pero perdiendo en 43 que controlaban.

Por su parte, los conservadores han obtenido 326 consejeros, con una diferencia de 16 consejeros más una vez contabilizadas las pérdidas y las ganancias en estas elecciones respecto a las anteriores.

Entre los partidos que también han conseguido avanzar figuran los liberaldemócratas, con seis consejeros más que en los anteriores comicios –y 144 en total–, y el partido antieuropeo UKIP, que logra 26 consejeros, 21 más que antes. Por su parte, los Verdes han perdido tres consejeros en el global, quedándose con once.