Menor bulgara liberada tras más de un año retenida

Agentes de la Guardia Civil han liberado a una niña, menor de edad y de nacionalidad búlgara, que llevaba cerca de medio año retenida e incomunicada contra su voluntad en una vivienda de la población valenciana de L’Olleria. Por este motivo, se ha detenido a dos hombres y otras dos mujeres de la misma nacionalidad y de edades comprendidas entre los 16 y 46 años por un delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

 

 

La Embajada de Bulgaria en Madrid, a través de la Unidad Técnica de Policía Judicial, puso en conocimiento de la Guardia Civil la localización de una menor de edad que se encontraba retenida con fines de explotación sexual

 

 

Según ha informado el instituto armado en un comunicado, la Embajada de Bulgaria en Madrid, a través de la Unidad Técnica de Policía Judicial, puso en conocimiento de la Guardia Civil la localización de una menor de edad que se encontraba retenida con fines de explotación sexual y sufría acoso físico y psíquico en Valencia.

Una vez localizada la vivienda donde residía la menor, los agentes solicitaron una entrada urgente en este domicilio al Juzgado de Guardia de Ontiyent (Valencia) para comprobar si esta persona se encontraba en su interior, en el marco de la operación ‘Arribar’.

 

 

La menor pudo haber llegado a España bajo el engaño de que venia a disfrutar de unas vacaciones

 

 

Tras acceder a la vivienda, los agentes localizaron a la menor, que a través de un intérprete confirmó a los miembros del operativo, que, efectivamente, estaba retenida e incomunicada contra su voluntad y que sus captores pretendían explotarla sexualmente. Los captores además tenían retenida su documentación.

Por este motivo los guardias civiles detuvieron en L’Olleria, el pasado día 18 de abril, a cuatro personas (dos hombres y dos mujeres) de edades comprendidas entre los 16 y 46 años, todos ellos miembros de una misma familia y de nacionalidad búlgara, por un delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

Según apuntan las investigaciones, la menor pudo haber llegado a España bajo el engaño de que venia a disfrutar de unas vacaciones. Gracias al operativo desarrollado por el Equipo Mujer-Menor (EMUME) de la Unidad Orgánica Policía Judicial de la Guardia Civil de Valencia se ha podido liberar a la menor y evitar así que se consumara la explotación sexual.