¡Buen Viaje!, Maggie

Maggie pasaba por ser la perra más longeva del mundo. Permaneció junto a su dueño, Brian McLaren, un granjero de Australia, con quien compartió su vida desde que tenía ocho semanas. Toda su vida la pasó  en una granja en Woolsthorpe, Victoria (Australia).

Según contó McLaren a The Weekly Times, fue a buscarla a la canasta donde dormía, pero no reaccionó ante su llamada. «Éramos grandes compañeros, es un poco triste», se lamentó, pero reconoció sentir algo de alivio, ya que en los últimos días no se había sentido bien. Sin embargo, aclara que hasta hace poco caminaba con normalidad.

Buen Viaje, Maggie