Otra lectura del referéndum de Podemos

Iglesias arrasó en el referéndum-plebiscito sobre el pacto con el PSOE. Ahora bien, más allá de la «histórica participación», en boca del flamante secretario de Organización Pablo Echenique, los resultados tienen su truco o si lo prefieren dejan algunas preguntas en el aire. Ya saben que en lo tocante a estadísticas todo es opinable.

El primer interrogante hace referencia a la participación real  en la consulta. Sobre todo, sobre todo, porque desde el partido morado se afilaron las críticas a la consulta convocada en su día por Pedro Sánchez y para validar el acuerdo con Ciudadanos. En ese momento, a Pablo le supo a poco que participara el 52% de la militancia socialista.  En su referéndum, oficialmente han votado 150.000 personas sobre un censo de 400.000, se filtre como se filtre. O sea, una baja participación que no superó el 50%. Esta barrera no se superado ni siquiera en las comunidades más activas, como Madrid.

En cualquier caso, este dato, además, ofrece otra lectura a la oficial: En apenas unos meses de vida el entusiasmo de la militancia por participar en los procesos de toma de decisiones en Podemos, se ha reducido a la mitad. Como decía aquel, para hacérselo mirar, ¿no?

Otro interrogante no resuelto es el reparto del voto por provincias. Es decir, que nos quedamos sin saber que opinan los simpatizantes de Podemos en aquellas zonas donde fueron a las elecciones en las confluencias. En la página oficial, tan solo se ofrecen datos de participación, pero no se desglosa el voto escrutado en cada circunscripción. Y teniendo en cuenta lo que está ocurriendo en estos territorios sería interesante conocer el sentir de la militancia.

En la consulta había que votar SI o NO a dos preguntas concretas, pero no se contemplaba la pregunta de si Podemos debía abstenerse y permitir a Sánchez acceder a La Moncloa, la posición más moderada, o la más extrema,  ir a la repeticiones de las elecciones porque no hay que pactar con ‘la casta’ que representa el PSOE. Dos respuestas sin contestación posible ahora.

En este contexto, y teniendo en cuenta que un 11% se han expresado por la ‘moderación’ o por apoyar el pacto con el PSOE. ¿Quiere decir que estaremos ante una fuga de votos de Podemos hacia el PSOE? y  si Errejón representa a los moderados, ¿qué futuro le espera en Podemos?