Detenido en Palma de Mallorca un marroquí vinculado al DAESH

La Policía ha detenido en Palma de Mallorca a una persona de nacionalidad marroquí por su estrecha relación con el grupo terrorista Estado Islámico (DAESH), ha informado el Ministerio del Interior. El detenido es un varón de 26 años, han informado fuentes policiales.

En el marco de esta operación, los agentes han realizado un registro de un domicilio en Palma de Mallorca, en la calle Santa Florentina, número 53.

El arrestado está acusado de radicalizar y captar a personas a través de redes sociales para alentarlas viajar a Siria e Irak e integrarse en DAESH y también de trabajar para facilitar atentados en España y otros países europeos. Para ambas cosas mantenía estrechos contactos con responsables terroristas en Siria, ha informado Interior.

El arrestado mantenía estrechos contactos con responsables terroristas, actualmente radicados en Siria, y suponía “una clara amenaza a la seguridad nacional”, ya que dirigía sus esfuerzos a facilitar la comisión de acciones terroristas en territorio español y en otros países europeos. Así, según el Ministerio, esta operación, que continúa abierta, “ha permitido la rápida neutralización de una amenaza directa”.

Según ha explicado Interior, el detenido utilizaba plataformas virtuales y de comunicaciones para convencer a personas vulnerables, previamente seleccionadas por él, para desplazarse a Siria e Irak. Para ello, emitía un “mensaje radicalizador muy contundente”, dirigido a captar aspirantes para la Yihad, promoviendo, alentando y facilitando su viaje hasta la zona de conflicto para integrarse en las filas de DAESH.

Por otro lado, en grupos más reducidos y ante una audiencia también muy seleccionada, el detenido dirigía sus esfuerzos a facilitar la comisión de acciones terroristas en territorio español y en otros países europeos.

Para todo ello mantenía estrechos contactos con acreditados responsables terroristas, actualmente radicados en Siria al servicio de DAESH, quienes se encargarían de facilitar tanto la llegada de nuevos combatientes a la zona de conflicto como de proporcionar instrucciones y recursos para poder atentar en países europeos.

Las actuaciones han sido dirigidas por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, en coordinación con la Fiscalía. La detención la han practicado agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, en colaboración con la Brigada Provincial de Información de Palma de Mallorca.