El consumo privado sostiene el crecimiento económico en España

El comercio interno es uno de los motores del crecimiento económico y los datos relativos al primer trimestre del año indican que es uno de los soportes del crecimiento que experimenta España para salir de la crisis. Este indicador, soportado en los datos de consumo privado y de ventas de productos manufacturados indica que la recuperación económica en España sigue avanzando.

El índice PMI del sector manufacturero ha crecido dos puntos y se situó en los 54,3 puntos en promedio en el primer trimestre del año. Las ventas minoristas crecieron un 3,9% interanual en febrero.  Buenos datos para la economía a pesar de que la evolución del déficit se haya desviado de las previsiones y siga aumentado,  y que la inflación se escriba todavía en negativo.

La inflación se mantiene en el -0,8% en marzo por la fuerte caída del precio de los carburantes. En los próximos meses, la tasa de inflación general se mantendrá en terreno negativo, pero en la segunda mitad del año iniciará una rápida tendencia alcista que la situará alrededor del 1,5% en diciembre.

Según las estimaciones realizadas por Caixabank Research se prevé que en los próximos trimestres «el consumo privado siga avanzando con fuerza, aupado por la creación de ocupación y la mejora de las condiciones de financiación». En este respecto, las nuevas operaciones de crédito al consumo aumentaron un 27,3% interanual en febrero.