Más lejos del acuerdo que nunca #En140″

Parece que no hay pacto al menos a corto plazo. Podemos sigue en sus trece y quiere reemplazar el acuerdo de Gobierno entre Ciudadanos y el PSOE por su documento de 20 propuestas. Después de descubrir cara a cara que sus posiciones resultan incompatibles, vuelta al ruedo de las acusaciones.

Pero la formación de Gobierno no es la única preocupación que tienen los españoles, un 47% quisieran votar sobre la permanencia o no en la Unión Europea. Y es que la crisis de refugiados y la crisis económica está provocando el crecimiento de los euroescépticos. Algo está pasando en Europa, o mejor dicho en la Unión Europea, cuyo proyecto real de unión no avanza.

En la consulta holandesa de esta semana sus ciudadanos decían NO al acuerdo entre Ucrania y la Unión Europea lo que supone una piedra más al camino de esa compleja unión y que obligará a una nueva ronda de negociaciones en Bruselas. Tras este test, llegará el momento de los británicos, que tendrán que pronunciarse también en referéndum sobre su continuidad en Europa.

Y en este contexto, el de la crisis de refugiados, la figura de Martin Luther King cobra quizá una especial relevancia. El lunes se cumplían 48 años de su asesinato. Defensor de los derechos civiles, resulta sorprendente lo actual que resultan algunas frases de este activista que ganó el premio Nobel de la Paz en 1964.

De hecho, tras el acuerdo con la Unión Europea, Turquía acogerá a cientos de sirios, iraquíes y de otras nacionalidades. Se sabe que desembarcan en los puertos de Dikili y Cesem, pero no se conoce cual será su destino hasta que sean o no registrados como refugiados. Turquía acoge a 200.000 personas en campos, una cifra muy distante de los dos millones de refugiados sirios que deambulan por el territorio turco.

Y no solo con la tragedia de los refugiados hemos retrocedido en cuestion de derechos humanos también conocíamos esta semana que el número de ejecuciones se ha duplicado en el último año y es la más alta en los últimos 25 años. Tres países, Irán, Pakistán y Arabia Saudí acaparan el cumplimiento de 9 de cada diez sentencias a muerte. En total, hay en todo el mundo: 140 estados abolicionistas, ya sea en la ley como en la práctica, y 58 estados que son retencionistas, es decir, que no la aplican.