La actualidad económica #En140″

El paro sigue siendo la principal preocupación para los españoles según el último barómetro del CIS. Y precisamente por ahí empezamos este espacio, hablando del paro de marzo que ha bajado en más de 58.000 personas aupado por las contrataciones de Semana Santa.

Marzo acabó con 58.216 parados registrados menos, y deja al cifra total de desempleados en cerca de 4 millones 100.000 personas. Este descenso se produce tras dos meses de subidas del paro y supone el tercer mejor registro en un mes de marzo desde el inicio de la serie histórica en 1996. Además, la Seguridad Social ha ganado en marzo 138.086 afiliados. Por sectores, el de los servicios es donde más baja el desempleo y por Comunidades Autónomas, todas registraron buenos datos, con Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía a la cabeza en la creación de empleo.

Y hablando de cifras, ahora todos los españoles tenemos que presentar la declaración de Hacienda. Bueno, al parecer todos no, según lo que desvelan los Papeles de Panamá. Más allá de los nombres, estos días hemos conocido otro dato: que algunos bancos españoles pudieron ayudar a algunos clientes a crear sociedades en Panamá.

En concreto, estos documentos apuntan al Santander, BBVA y Banco Sabadell, entre las entidades que actuaron como intermediarios para crear sociedades en Panamá en beneficio de algunos de sus clientes con alto patrimonio. Pero no son, ni mucho menos, los únicos bancos que figuran como intermediarios en los Papeles de Panamá. Junto a las españolas están 500 de las principales entidades bancarias del mundo, que registraron casi 15.600 sociedades pantalla. El británico HSBC (el de la lista Falciani) fue el más prolífico en esta labor, seguido de Credit Suisse, UBS y Société Générale.

La verdad es que, sobre este tema, Hacienda no ha dicho mucho. Pero sobre lo que Montoro ha hablado más detenidamente en las últimas horas, es sobre el déficit del año pasado. Ha corregido sus propias cuentas y lo reduce al 5%.

Asegura Montoro que este baile de cifras se debe a un cambio de criterio de Eurostat, que deja finalmente el déficit público español de todo 2015 en el 5%, dos décimas menos del cálculo inicial y casi un punto por encima de lo pactado con Bruselas. Por eso, el Banco Central Europeo insta de nuevo a corregir este déficit y reclama más esfuerzos fiscales. Quizás sea por esto que Hacienda ha enviado una carta a las Comunidades Autónomas incumplidoras para que en tan sólo 15 días aprueben medidas que logren el objetivo de déficit.