Siete claves que debes saber sobre la España digital

La brecha digital se acorta en España y también la generacional según de desprenden del informe anual “La Sociedad de la Información en España”, correspondiente a 2015 editado por la Fundación Telefónica. Los datos del informe subrayan que a lo largo de 2015 se ha producido una acelerada digitalización de la vida de los españoles. 22,2 millones de españoles se conectan regularmente a internet, una cifra que alcanza los 27,15 millones en la franja de edades comprendidas entre los 16 y los 74 años. Es decir, el 64,35% de los españoles se conectan todos los días a la Red (la franja de edad entre 55 y 64 años que han aumentado 6 puntos).

El 83% de los usuarios acceden a internet a través del teléfono móvil (5,9 puntos más que en 2014) por encima del ordenador como dispositivo de acceso. Este uso a través de los smartphones ha hecho crecer el aumento en las descargas de aplicaciones, que llegar a ser una media de 30 por cada dispositivo.

Conexión móvil banda ancha

Precisamente, este atractivo por la tecnología y la manera de afrontarla también sitúa a los españoles entre los llamados early adopters, los que disfrutan con el uso de las nuevas tecnologías y convertirse en los primeros en adquirir nuevos dispositivos o contratar nuevos servicios tecnológicos. Según una encuesta de Telefónica en los países en los que opera, España destaca como el país con el mayor número de early adopters, con un 15,8% de los internautas, frente al 14,6% de Brasil, el 14,1% de Reino Unido, el 10,5% de Alemania y el 10% de Argentina.

Asimismo, el consumo de la televisión está cambiando hacia la personalización a pasos agigantados. El consumo lineal de Juego de Tronos cayó en un solo año del 51% al 22% en 2015. Los usuarios prefieren el video bajo demanda y sólo los eventos deportivos mantienen la preferencia del consumo lineal.

 

dsipositivos conexión internet

dsipositivos conexión internet

Hogares y consumo en la España digital

Esta necesidad de estar conectados a internet ha provocado que  España se sitúe a la cabeza de Europa en el despliegue de fibra óptica hasta el hogar, con más de 3 millones de clientes conectados y más de 15 millones de hogares en cobertura.

La comunicación y el ocio siguen siendo los principales usos en la red, pero a lo largo de 2015, el informe destaca que aumentan de manera significativa el “uso para actividades productivas y profesionales. El 81,5% usa internet para acceder a su correo electrónico, el 78,6% para leer noticias, el 69,6% para buscar información sobre bienes y servicios y el 67,5% (el mayor crecimiento de 15,2 puntos) para el consumo de videos, películas y música.

El empleo de las redes sociales ha descendido 2,4 puntos y los jóvenes dedican ahora más tiempo a conectarse a plataformas de comercio electrónico o aprendizaje on line y menos a la conectividad social”.  El pasado año aumentó el consumo de vídeos, películas y música (15,2 puntos)  y la búsqueda de información sobre bienes y servicios. También creció la mensajería instantánea siguió creciendo (6,3puntos) y la banca on-line (3,9%) y con la e-Administración (17,7%).

Curiosamente, las actividades relacionadas con la productividad se han incrementado en la franja de edad entre 55 y 64 años: un aumento del 48,5% en la utilización de Internet a la hora de realizar compras, del 41,83% para realizar cursos de formación, del 28,45% en las operaciones bancarias, y del 24,87% en las operaciones con las administraciones.

El análisis determina que su aportación acumulada al PIB mundial entre 2015 y 2030 oscilará entre los 10,6 y 14,2 billones de dólares pudiendo suponer en España una aportación en dicho periodo entre 108.000 y 137.000 millones de dólares.