Paraísos fiscales: fuera de control

Mueven alrededor de 7,6 billones de euros al año (más que el PIB de Alemania y Reino Unido juntos). El ‘Panamaliks’, es la punta del iceberg de los paraísos fiscales en el mundo. En la actualidad existen alrededor de 73 en todo el mundo, y su falta de control sobre los movimientos de capitales permite la evasión de capitales y el blanqueo de dinero.

Oranizaciones como Intermon Oxfam o ATTAC estiman que sólo en España, Hacienda deja de recaudar 80.000 millones de euros cada año en ingresos. La lista de empresas y multinacionales que desvían sus fondos a paraísos fiscales abarca a todos los segmentos de la actividad industrial en España y los paraísos fiscales aparecen ligados a los grandes escándalos de corrupción en España.

De acuerdo con recientes datos de la organización no gubernamental Oxfam Intermón, nueve de cada 10 empresas multinacionales tienen presencia en paraísos fiscales. Un informe sobre el tema recoge el análisis a 200 empresas entre las más grandes del mundo y las socias estratégicas del Foro Económico Mundial.

Según sus datos, el total estimado depositado en paraísos fiscales 2,6 billones de dólares pertenecen a países europeos, mientras que 1,2 billones corresponden a Estados Unidos, un fenómeno muy ligado a la desigualdad reinante en el mundo.

¿Qué es un paraíso fiscal?

Conocidos también como territorios ‘offshore’ se caracterizan por ser países donde existe una opacidad internacional en materia tributaria:

•    Ofrecen a empresas y ciudadanos protección del secreto bancario y comercial.
•    No poseen normas de control de movimientos de capitales (origen o destino). Esto permite el blanqueo de dinero y reciclaje de capitales.
•    Tienen un sistema que permite la convivencia de un régimen tributario para los nacionales y otro para los extranjeros.
•    Poseen una infraestructura jurídica, contable y fiscal que permite la libertad de movimiento de personas y bienes.

El dinero -o las sociedades- depositado en un paraíso fiscal apenas paga impuestos (no superan el 2%), pero sobre todo su ventaja es que no facilitan información de lo que ocurre en su territorio a otros países. El secreto bancario facilita el blanqueo de dinero procedente de hechos corruptos, de venta ilegal u otros delitos. El mapa de los paraísos fiscales fue en 2015 más colorido que años anteriores por el ingreso de más países a la lista de esos nichos. Tal relación está integrada por:

Bermudas, Bahamas, Islas Turcas y Caicos, Jamaica, Islas Anguila, Antigua y Barbudas, Antillas Neerlandesas, Aruba, Barbados, Dominica, Islas Vírgenes Británicas e Islas Vírgenes de Estados Unidos.

También están Islas Caimán, Granada, Monserrat, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, Trinidad y Tobago, Belice, Panamá y Maldivas. En Europa están reconocidos como tal Andorra, Chipre, Gibraltar, Malta, Mónaco, Liechtenstein, Luxemburgo, San Mauricio, Islas Jersey e Islas Man. Le siguen Emiratos Árabes, Seychelles, Omán, Bahrein, Mauricio, Hong Kong, Macao, Brunei, Singapur, Islas Salomón, Niue, Vanuatu, Nauru, Islas Fiji, Islas Marshall y Liberia.

‘Panamaleaks’

Conocida también como ‘Los Papeles de Panamá’, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación liderados por Süddeutsche Zeitung acaba de destapar una trabajo de investigación donde se pone al descubierto la mayor filtración de la historia en torno al trabajo de un solo abogado radicado en Panamá, Mossack Fonseca.

Jefes de Estado, deportistas de élite, artistas, músicos y también delincuentes han utilizado sus servicios para montar sociedades ‘off shore”. Putin, Macri, Messi, Pedro Almodovar, Pilar de Borbón, Sigmundur David Gunnlaugs,primer ministro islandés son algunos de los nombres que aparecen en este trabajo de investigación donde se analizan

Más de once millones de documentos exponen los negocios offshore de 12 líderes mundiales y dan detalles sobre los negocios financieros secretos de 128 políticos y cargos públicos alrededor del mundo.