¿Otra guerra? Armenia y Azerbaiyán se enfrentan Nagorno-Karabaj

Los Gobiernos de Armenia y Azerbaiyán han informado de que el conflicto en la región separatista azerí de Nagorno-Karabaj  ha escalado en las últimas horas con numerosas violaciones del alto el fuego por los dos bandos que amenazan con reinflamar una situación de tregua que puso fin a una guerra donde fallecieron más de 35.000 personas y un millón y medio acabaron desplazadas durante los años 90.

“En las últimas 24 horas las Fuerzas Armadas de Armenia violaron 127 veces el régimen del alto de fuego en distintas direcciones de la línea de separación”, informó el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán, que agregó que los militares armenios utilizaron durante sus ataques morteros y ametralladoras de gran calibre.

A su vez, el Ministerio de Defensa de Armenia difundió una declaración sobre “las intensas acciones ofensivas lanzadas anoche por el enemigo en la línea de separación”. Las autoridades de Nagorno-Karabaj — autoproclamada república independiente de facto con ayuda de Armenia –, acusaron a los azeríes “del uso de tanques, artillería y aviación”.

El Gobierno ruso, uno de los valedores del alto el fuego alcanzado en 1994, ha declarado que está ya al tanto de la situación y está comenzando a estudiar el desarrollo de los acontecimientos.  “Estamos analizando con atención la información que llega”, ha declarado la portavoz del Ministerio, Maria Zajarova, a la agencia oficial de noticias rusa RIA Novosti.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha pedido a todas las partes en conflicto en la región separatista de Nagorno-Karabaj a que cesen inmediatamente las hostilidades tras la escalada de violencia de esta madrugada entre fuerzas armenias y azeríes.

“(El presidente) Putin urge a las partes del conflicto a cesar inmediatamente el fuego y exhibir moderación”, ha afirmado este sábado el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov. A su vez, la portavoz de la Cancillería rusa, Maria Zajarova, también llamó a los bandos a “rechazar inmediatamente la violencia”, según declaraciones recogidas por el medio oficial ruso Sputnik.

 

 

Nagorno-Karabaj, una larga historia de enfrentamientos

 

Armenia y Azerbaiyán viven enemistados desde el inicio del conflicto de Nagorno- Karabaj, en 1988, cuando este enclave, poblado en su mayoría por armenios, decidió independizarse de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

El Gobierno azerí perdió el control sobre Karabaj y siete distritos adyacentes tras una escalada de hostilidades en el período de 1992 a 1994. Para impulsar una solución negociada del conflicto, en 1992 se instituyó el Grupo de Minsk, cuyos copresidentes son EEUU, Rusia y Francia.

Azerbaiyán insiste en recuperar su integridad territorial; por su parte, Armenia defiende los intereses de la autoproclamada República de Nagorno-Karabaj, que no es parte de las negociaciones.