La economía española arranca 2016 con síntomas de expansión

No hay gobierno, pero la economía española no se resiente en el primer trimestre de 2016:

  • El ritmo de crecimiento del PIB es del 0,7%. Impulsado por el consumo privado el crecimiento muestra la fortaleza de la recuperación económica.
  • La deuda pública disminuye en enero. La deuda del conjunto de las Administraciones públicas inició el año con un ligero descenso en enero respecto el mes anterior y se situó en 1.070 miles de millones de euros.
  • Baja la tasa de morosidad. Se explica sobre todo por el notable retroceso de la morosidad del crédito al promotor (-8,7 p. p.) y a la construcción (-2,6 p. p.). La morosidad también disminuyó en el resto de segmentos. Los bajos tipos de interés apoyarán nuevas reducciones de la morosidad en los próximos meses.

Mejoras de la perspectiva económicas que también se está produciendo en nuestro entorno europeo, donde la actividad industrial está ‘tirando’ del empleo en la eurozona.

Información elaborada con datos del Índice de actividad de CaixaBank Research