Los cristianos de Lahore, objetivo de los talibanes