La campaña de la renta 2015 arrancará el 6 de abril

La campaña de la renta de 2015 dará comienzo el próximo 6 de abril con la presentación por Internet del borrador de la renta y de la declaración propiamente dicha, según el calendario de la Agencia Tributaria.

La declaración presencial de la renta comenzará el 10 de mayo y durará hasta el 30 de junio. Si la declaración de la renta sale a pagar y se quiere domiciliar el pago, para poder hacerlo dispondrán de plazo hasta el día 25 de junio, salvo que únicamente se quiera domiciliar el segundo plazo, en cuyo caso la fecha se prolongará hasta el 30 de junio.

Los contribuyentes podrán fraccionar el pago: el primer abono del 60% y el segundo del 40% restante antes del 7 de noviembre de 2016.

Reducción del IRPF

La tarifa de 2015 va desde el tipo mínimo del 19,5% para las rentas inferiores a 12.450 euros hasta el marginal del 46% para las rentas que superen los 60.000 euros anuales.

Otra de las novedades más significativas es  la supresión de la deducción por alquiler, si bien se articula un régimen transitorio para los alquileres de vivienda efectuados con anterioridad a 2015 de manera que la supresión sólo afectará a los nuevos arrendamientos.

Asimismo, este año se recoge en la declaración de la renta la supresión de la reducción sobre la base imponible por cuotas de afiliación y demás aportaciones a partidos políticos, que a partir de ahora darán derecho a una deducción del 20%, con una base máxima de 600 euros anuales.

‘Renta Web’

Otra de las novedades es la puesta en marcha de ‘Renta web’ que es una propuesta de declaración, como la del borrador pero más sencilla y ampliada a todos los contribuyentes. Con el nuevo sistema, todos los contribuyentes accederán a su propuesta de declaración directamente en la sede electrónica de la AEAT a la que se llega a través de su web.

Este nuevo borrador ampliado no servirá para hacer la declaración en el caso de aquellos que cuenten con rendimientos por actividades económicas, para los que seguirá funcionando el programa PADRE. No obstante, cualquier contribuyente que quiera seguir presentando su declaración por este sistema podrá seguir haciéndolo.