BANKIA de Goirigolzarri sigue desahuciando a familias

A pesar de la lentitud con que se producen las negociaciones para formar gobierno y con la expectativa latente de unas nuevas elecciones generales, la realidad sigue imponiendose con los hechos que hasta ahora se denominaban de «emergencia social» y cuya ‘emergencia’ ha quedado diluida en la continuidad del gobierno en funciones y la libre actuación del banco BANKIA de Goirigolzarri.

El lunes 28 marzo, el primer día tras las merecidas vacaciones de los diputados, BANKIA pretende desahuciar a una familia con tres pequeños de entre 2 y 8 años. Hasta ahora no ha habido debate alguno en el Congreso sobre esta situación ni se ha aprobado ninguna proposición No de Ley que pretenda limitar el alcance de los desahucios y sus terribles consecuencias. BANKIA sigue presumiendo de su cuenta de resultados y, además, hace gala de un nuevo compormiso social quizá con el interés por desvincularse del pasado de su gestión y del presente y futuro judicial de sus expresidentes.

 

Goirigolzarri ignora la necesidad social y quiere que las viviendas de BANKIA sigan vacías

 

Pero Goirigolzarri no es ajeno, en absoluto, a las practicas que causan dolor en la sociedad. Desde su cómodo despacho que sobrevuela las viviendas de Madrid, su comisión ejecutiva sigue gestionando los intereses financieros de su entidad de espaldas a la demanda social en un tiempo de crisis que aún nno ha sido superado.

Vivienda Moratalaz y el resto de los barrios ‘despiertos’ y la PAH no quieren permitir este nuevo hecho de terribles consecuencias para una familia sin recursos. Por eso han convocado a la ciudadanía a manifestar su solidaridad de una forma expresa, dicen en los mensajes que se envían a través de las redes sociales que «hace falta mucha gente para parar este desahucio criminal. Solo el pueblo salva al pueblo».

BANKIA, amparada en la distracción política actual, consigue su estrategia insensible. Goirigolzarri pretende mantener la política de respuesta sin escrúpulos a la dificultad económica de auqellos que han recurrido a establecerse en sus insultantes ‘viviendas vacías’. Ahora, a esta familia, la van a desposeer de su vivienda ocasionalmente habitada para que el banco de Goirigolzarri la pueda seguir manteniendo vacía y sin ningún tipo de uso.

El banco es de Goirigolzarri, pero su capital es de todos los españoles. Sus viviendas están vacías, pero echan a los que buscan en ellas su refugio para huir de la pesadilla de la pobreza. El banco de Goirigolzarri cuenta con el apoyo financiero de la nación y el silencio incomprensible de la política. la familia que va a ser desahuciada contará con la solidaridad de la gente.

BANKIA, Goirigolzarri

1 comentario