El ministro de Interior belga culpa ahora a su policía de negligencia

El ya conocido ministro de Interior de Bélgica, Jan Jambon, ha acusado ahora de “negligencia” a la policía por ser los responsables, según él mismo,  de obviar los avisos procedentes de Turquía sobre los posibles vínculos terroristas de Ibrahim Bakraoui, uno de los kamikazes de los atentados perpetrados el pasado martes por Estado Islámico en el metro y el aeropuerto de Bruselas.

 

 

El ministro de Interior, Jan Jambon, llegar a culpar a un agente en Turquía de la negligencia que ha dado lugar a los atentados

 

 

Jambon ha señalado en concreto al agente en Estambul que sirve de enlace con la Policía belga. “Se puede concluir que, por lo menos, hay una persona que ha sido negligente”, ha dicho en una declaración parlamentaria, según ‘La Libre’.

Bakraoui fue detenido el pasado mes de junio cerca de la frontera con Siria. Las autoridades turcas avisaron a las autoridades belgas sobre su peligrosidad como combatiente extranjero, pero éstas descartaron sus vínculos terroristas.

 

 

Turquía avisó a la Embajada de que Bakraoui iba a ser deportado el 14 de julio a Países Bajos

 

 

Turquía avisó a la Embajada de que Bakraoui iba a ser deportado el 14 de julio a Países Bajos, donde no sería detenido a menos que las autoridades belgas así lo solicitaran, ya que el terrorista estaba en libertad condicional por una condena anterior por robo armado.

Jambon ha explicado que el agente de enlace de la Embajada solo se puso en contacto con la Policía en Bélgica el 20 de julio, seis días después de que fuera enviado a Países Bajos. La respuesta llegó el 11 de enero.

Tanto Jambon como el ministro de Justicia, Koen Geens, han presentado su dimisión al primer ministro belga, Charles Michel, asumiendo así la responsabilidad política por este fallo, pero el mandatario la ha rechazado considerando que no es el momento oportuno.